Facebook Live
 
En línea

Se cambia fecha de la serie Junior-Medellín

13883212.jpg

La División Mayor del Fútbol Colombiano (Dimayor) cambió este viernes las fechas de la final del torneo Clausura, que disputarán Independiente Medellín y Junior de Barranquilla, por la clasificación del equipo caribeño a la final de la Copa Sudamericana.

El partido de ida, previsto inicialmente para este domingo, se jugará el próximo 8 de diciembre en el estadio Metropolitano Roberto Meléndez, de Barranquilla. El de vuelta, programado para el 8 o 9 de diciembre, se disputará el domingo 16 en el estadio Atanasio Girardot, de Medellín.

La Dimayor aseguró en un comunicado que modificó las fechas de la final luego de ver "dificultad del calendario" del Junior "para cumplir con los compromisos a nivel nacional e internacional". "Los presidentes de los clubes destacaron la importancia que tiene para el fútbol colombiano tener una buena representación a nivel continental y la oportunidad de conseguir un cupo adicional para la Copa Libertadores 2019 y la Copa Sudamericana del próximo año", agregó la información.

Sin embargo, el Independiente Medellín manifestó su inconformismo por el cambio en el calendario porque "no considera justas ni adecuadas" las medidas tomadas. "El martes 27 de noviembre, en reunión en las oficinas de la presidencia de Dimayor, se llegó a un acuerdo serio de no aplazamiento de los compromisos no correspondientes a la final" entre esa entidad, el Independiente Medellín y el Junior", agregó el club antioqueño.

Asimismo, lamentó "la falta de institucionalidad y cumplimiento de los compromisos acordados por las partes y avalados por la Dimayor".

El Junior se clasificó a la final de la liga colombiana luego de eliminar en las semifinales al Rionegro Águilas, mientras que el Independiente Medellín batió al Deportes Tolima, campeón del Apertura.

Con la clasificación a la final de la Sudamericana, conseguida al vencer por un marcador global de 3-0 al también colombiano Independiente Santa Fe en las semifinales, el equipo barranquillero se convirtió en el primero de este país que dispute en un mismo semestre las finales de la liga local y de un torneo continental.